Agua de mar

Viajamos al I Foro Internacional del Agua de Mar para comprobar los beneficios de beber agua marina

Agua de marEsta semana hemos conocido a Mariano Arnal, vicepresidente de Aqua Maris. Lo hemos escuchado muy cerca del mar, de uno de los favoritos de Just the Sea, el Atlántico. Acunados por el rugido de las olas de la costa gallega, donde la carretera abraza su espuma, Mariano nos ha contado que hace unos años quería demostrar lo buena que es para los humanos el agua de mar. Fondeó en un barco con un grupo de otras cinco personas para probar que se puede vivir, al menos siete días, bebiéndola. El experimento pretendía demostrar lo equivocada que estaba la creencia de que un náufrago moría al tercer día de beber agua del océano. Mariano y otra persona aguantaron siete días, en todo momento, controlados por un médico. Perdieron unos ocho kilos de peso, de media, pero demostraron que la vida en medio del océano es posible durante una semana. El vicepresidente de Aqua Maris es un convencido de los beneficios de beber agua de mar desde hace más de década y media. Ahora bebe un litro diario de agua isotónica que prepara con medio litro de agua de mar y otro medio litro de agua dulce.

Nosotros en Just the Sea tenemos Ocean 52® recovery, la única bebida funcional con minerales del océano que recoge más de 70 minerales.

La de Mariano fue una de las charlas del I Foro del Agua de Mar y Algas Marinas que se celebró el 24 y 25 de octubre en Talaso Atlántico (Oia – Pontevedra), al que fuimos para reunirnos no solo con un experto en agua de mar sino con catedráticos, directores médicos del talaso más longevo de Italia y los profesores más sabios en el consumo de algas. Además, compartimos espacio con otras plataformas innovadoras como la nuestra en mejorar la relación de los seres humanos con la naturaleza.

El I Foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas (FIAMAM) puso de manifiesto que el agua de mar debe de estar más presente en nuestras vidas. Este encuentro nos ha servido para sentirnos más orgullosos del camino emprendido y para seguir investigando en cómo mejorar nuestras vidas con respeto al planeta en el que vivimos.