8,80

Sardinas con mantequilla de Bordier, de La Quiberonnaise, desde 1921

Súper recomendadas por Just the Sea

  • Sardinas en mantequilla de Bordier, para freir
  • Bordier es una mantequilla artesanal de muy alta calidad. Utilizada por los más reconocidos cocineros franceses.
  • MUY IMPORTANTE: Antes de abrir pasar la lata por debajo del grifo de agua caliente, luego echarlas en la sartén y freír a fuego lento.
  • Sardinas frescas, procesadas dentro de las 48 horas posteriores a su pesca.
  • Procesadas y enlatadas a mano, una a una.
  • Textura, apariencia y sabor único, como antiguamente.
  • Ingredientes: Sardinas 80%, mantequilla 20% y sal
  • Pescadas y procesadas en Quiberon,  Francia

Hay existencias

Descripción

La elaboración de sardinas «antiguas» sigue un protocolo muy preciso que realizan en La Quiberonnaise.

Las sardinas frescas (48 horas máximo entre pesca y enlatado) llegan a la planta procesadora para destriparlas y descabezarlas antes de sumergirlas durante varios minutos en salmuera (agua de mar saturada de sal).
Una vez instaladas en las rejillas, se enjuagan con agua dulce y luego se secan durante aproximadamente 2 horas en el túnel de secado. Un gran ventilador impulsa el aire a temperatura ambiente y / o 35 ° C dependiendo del tamaño de la sardina. Para las latas de sardinas a la antigua de la conservera La Quiberonnaise, la selección es de un mínimo de 20 sardinas el kilo, es decir, un peso unitario siempre inferior a 50gr.

Luego se fríen en aceite de girasol oleico (casi un 82% de contenido de ácido oleico similar al del aceite de oliva) a temperatura de ebullición. El principio es pasar las rejillas de sardinas en el baño de aceite hirviendo. El tiempo de cruce corresponde al tiempo de cocción, determinado por el tamaño de la sardina.
Las rejillas de sardinas fritas se vuelven a colocar en un carro limpio. Las bandejas del carro están inclinadas. El paso de drenaje es crucial porque influye directamente en la buena digestión del producto. Las sardinas de La Quiberonnaise, a diferencia de la mayoría de las sardinas en aceite del mercado, se escurren durante la noche para que no se encuentren rastros de aceite de freír en la lata.

Al día siguiente comienza el enlatado de estas sardinas, cocinadas el día anterior. El asistente de producción corta la cola y el cuello de cada sardina con una tijera (recorte). Una a una, las sardinas se colocan en una caja.

A continuación se cubren las sardinas con aceite  Ilustrado por Frank MARGERIN, aquí está el Breizh Joker para la Reina de las Sardinas y condimentos. El último paso es la esterilización que dura entre 40 minutos y una hora dependiendo del tamaño y tipo de producto.

Todas las cajas se limpian, enjuagan, se secan y se revisan nuevamente antes de ser almacenadas en cajas de cartón. Se almacenan durante al menos 1 mes antes de su comercialización.

Quizás también te interese…